miércoles, 26 de diciembre de 2007

Renacimiento en Huéscar (Casa de los Abades)








En el Siglo XVI, la iglesia de Santa María la Mayor tenía categoría de Colegiata, lo que casi la equiparaba con una catedral. No estaba presidida por un obispo, sino por un abad. Esta autoridad residía en la casa número uno de la calle de los Abades, la cual fue declarada BIC en 1981. Tiene preciosos alfarjes decorados a la manera del renacimiento, un precioso artesonado mudéjar, una portada de estilo renacentista y un hermoso fogón de un bonito mármol rojo de la sierra de Marmolance. Su estado es lamentable, como se puede ver en las fotos. Este y otros edificios oscensen no han sido tratados muy bien por la Historia, que no siempre los ha dejado en manos que pudiesen otorgarles un cuidado mantenimiento. Si hubiese sido de otra forma, el pueblo gozaría de un patrimonio extraordinario que en la actualidad, o se ha perdido completamente, o puede ser recuperable solo tras costosos procesos de restauración.
Imágenes de arriba a abajo: El artesonado; el fogón de mármol, y un detalle del alfarje con decoración floral policromada.